Bodegas Pago del Vicario

huella de carbono

Penta 2010

Las Bodegas de Pago del Vicario son pioneras en España de la introducción de nuevas prácticas sostenibles, tanto en viticultura como en enología. En esta línea, las bodegas decidieron incorporar a la etiqueta ecológica de su vino Penta 2010 la huella de carbono de todo el ciclo de vida de la producción; el alcance fue triple: emisiones directas, indirectas por electricidad e indirectas por todos los materiales y residuos generados por la producción, transporte y consumo del producto. Se trata en realidad de una doble huella, ya que los cálculos se realizron de forma independiente para la bodega y para la botella de vino. Para el primer enfoque, se tomó como guía metodológica la ISO 14.064, especificación con orientación, a nivel de las organizaciones, para la cuantificación y el informe de las emisiones y remociones de gases de efecto invernadero. Para producto, se empleó la PAS2050, norma impulsada por el DEFRA y CarbonTrust, en Reino Unido.