Auditoría energética

Una auditoría energética es un análisis sistemático de los consumos energéticos de un edificio, industria o proceso. A través de un estudio detallado de los procesos producción se pueden establecer unos patrones de consumo de energía que permitirán definir una serie de medidas de ahorro. Estas medidas, halladas a partir del análisis metódico de la actividad productiva, podrán implantarse o simplemente servir para saber cuál es el consumo energético de la empresa y a qué se debe.

¿Qué empresas deben realizar una auditoría?

  1. Empresas obligadas por la ley. Actualmente, el Real Decreto 56/2016 obliga a las empresas con más de 250 empleados o más de 50 millones de euros de volumen de negocio (es decir: las que no entran en la definición de pyme) a realizar una auditoría energética cada cuatro años, tanto por el ahorro como por la necesidad de realizar la transición hacia un consumo más sostenible.
  2. Empresas que quieran aumentar su ahorro energético. Por otro lado, también hay empresas que deciden realizarla por el mero hecho de conocer el consumo de cada proceso y poder ajustarlo para ahorrar en sus facturas.

En BlacktoGreen realizamos auditorías energéticas que permiten comprender el consumo de las empresas y ofrecemos medidas de ahorro en función de las necesidades de nuestros clientes.

¿Qué fases se llevan a cabo en una auditoría energética?

  • Recolección de datos y diagnóstico previo.
  • Visitas en campo y recopilación de datos de consumo.
  • Observación y revisión de las prácticas de la operación.
  • Análisis de los datos.

¿Qué información obtengo?

En una auditoría energética se identifican las principales oportunidades de ahorro energético. Entre otras:

  • Oportunidades de mejora en patrones de comportamiento.
  • Uso ineficiente de equipos.
  • Deficiencias en aislamiento.
  • Oportunidades de uso de energías renovables.
  • Integración de procesos.

Si necesitas hacer una auditoría energética en tu empresa, contacta con nosotros, ¡podemos ayudarte!

Referencias