E4Efficiency: reaprovechamiento del frío en la regasificación de GNL

E4Efficiency: reaprovechamiento del frío en la regasificación de GNL

BlacktoGreen colabora con E4Efficiency, el proyecto apoyado por Enagás para la eficiencia energética en terminales de gas natural licuado (GNL). El proyecto está siendo impulsado por Javier Ruesga, un emprendedor interno de Enagás.

El programa Enagás Emprende nació en 2015 para fomentar la cultura del emprendimiento y la innovación, orientada al crecimiento y la eficiencia. Bajo este paraguas es donde E4Efficiency, junto a otras iniciativas, tiene su punto de partida. Entre los objetivos de Enagás se encuentran, según su propia web “aprovechar tanto las nuevas oportunidades que ofrece nuestro proceso de apertura y desarrollo internacional, como las ligadas a los nuevos usos del gas como combustible fósil más limpio.” Un actor, sin duda, preocupado por el uso más responsable de la energía y de los combustibles fósiles.

El proyecto de E4efficiency

En concreto, la actividad que desarrollará E4Efficiency se basa en aprovechar el frío generado en los procesos de regasificación de GNL en las plantas de Enagás, como una nueva forma de eficiencia energética para procesos industriales que usan frío. Economía circular en estado puro.

La realidad actual es que, por un lado, se gastan sumas significativas de dinero generando la energía frigorífica necesaria para satisfacer la demanda de refrigeración, en un proceso que resulta en enormes emisiones de gases de efecto invernadero a la atmósfera. Y por otro lado, grandes cantidades de frío se desperdician durante el proceso de regasificación de gas natural licuado (GNL) en las terminales de importación de GNL. Hay por tanto una magnífica oportunidad para aprovechar la “energía negativa” de la regasificación de GNL y utilizarla para satisfacer la demanda de refrigeración para el almacenamiento de alimentos, el enfriamiento de edificios y en otros varios procesos industriales. Esto se muestra visualmente en la figura 1. La energía fría se utiliza según sea necesario, y el consumidor de energía fría apaga sus máquinas generadoras de frío y usa el flujo que suministra E4E.

 

Frio sostenible

En línea con los más actuales planteamientos de la llamada Economía Circular, E4Efficiency pretende aprovechar dicha energía térmica promoviendo el suministro de frío a las grandes empresas consumidoras en las proximidades de las plantas de Enagás (naves de conservación y congelado, fábricas de hielo a nivel industrial, industria de la separación del aire como oxígeno y nitrógeno, industria del CO2 sólido o hielo seco, depuración de agua de mar, conservación de hemoglobina, district cooling, etc…). Y para ello E4Efficiency ofrece tecnología de transporte de frío probada e inspirada en el aprovechamiento del GNL que tienen -desde hace más de 30 años- en Japón. Además, del ahorro económico de esta tecnología frente a la convencional, la actividad supone una absoluta mejora de la huella de carbono de más del 90%. Es decir “Frío Ecológico”.

 

E4Efficiency

Es un concepto inverso a lo que se conoce como cogeneración, por el se aprovecha la energía térmica de los humos calientes de las grandes industrias. Por otro lado, es de destacar que, ante la misma cantidad de energía, es mucho más caro generar frío que calor por medios convencionales, por lo que el resultado es aún mejor.

Cambio climático

En lo que respecta a la emisión de gases de efecto invernadero (GEI), las plantas de regasificación de GNL, de cuya actividad se nutrirá E4Efficiency, sí están sometidas al régimen del comercio de derechos de emisión de GEI, bajo la Ley 1/2005 de 9 de marzo. Algunas de las modificaciones sustanciales de estas plantas podrían obligar a la revisión en la autorización o en el número de derechos, actual o futuro, asignados a cada planta.

Financiación climática

Otro aspecto que tendrá en cuenta el proyecto es la necesidad de financiar la inversión en equipamiento e instalaciones. El aprovechamiento de calor residual en cualquier proceso es una forma de eficiencia energética que puede originar derechos de emisión, al desplazar otras formas de energía en cuya generación se hayan emitido gases de efecto invernadero (GEI) a la atmósfera. En Europa, a través del llamado EUETS, y en otros países, estos derechos de emisión pueden ser comercializados en los denominados “mercados de carbono”, originando un flujo de caja extraordinario para una inversión en eficiencia energética.

Convencionalmente, se usa la tonelada de CO2 equivalente, (tCO2e) como unidad de medida en los mercados de carbono. Esta unidad cotiza a diferentes precios en los diferentes mercados, oscilando actualmente entre los 0,50 y los 20-25 US$. De forma que, una inversión o project activity que reduzca n toneladas de dióxido de carbono equivalente, generará n derechos de emisión. Así, el flujo de ingresos anuales derivado de la comercialización de derechos de emisión tiene dos componentes: cantidad y precio.

BlacktoGreen está estudiando las vías para aprovechar al máximo las posibilidades de financiación climática del proyecto.

Para más información sobre el proyecto, podéis contactar con BlacktoGreen, o enviar un email a Alejandro López-Cortijo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© 2018 BlacktoGreen