¿Contribuye tu empresa al cambio climático?

¿Contribuye tu empresa al cambio climático?

¿Tiene tu empresa relación con el cambio climático? ¿Eres parte del problema o de la solución? A veces, pequeños gestos marcan la diferencia. Responde a nuestro test para saber de qué lado estás.

La invención del fuego, de la agricultura, los metales, la escritura, la industria o internet marcaron el destino de nuestra especie para llegar a ser lo que somos hoy. Y todo apunta a que la próxima revolución será la energética. Espoleada por el cambio del clima en el planeta.

Cuando se trata de combatir el cambio climático, todos estamos implicados. Por un lado, los poderes públicos, regulando esta transición para que ocurra rápida y ordenadamente. Los individuos, a la hora de decidir qué coche nos compramos o de si lo usamos más o menos o tiramos más de tranvía. Y, por supuesto, las empresas: su repercusión en el clima es mayor. Indistintamente del tamaño, una empresa moderna necesita políticas adecuadas de gestión de residuos o de energía, de movilidad y empaquetado, de diseño y de transporte. Incluso las políticas financieras o de recursos humanos pueden tener influencia en el clima.

Cómo saber si tu empresa contribuye al cambio climático

Tu empresa puede (y debe) contribuir, con pequeños gestos, a reducir la huella de carbono, en su día a día. ¿Crees que tu empresa está preparada para la transición energética? Te proponemos este sencillo cuestionario para que averigües si ya estáis haciendo todo lo posible:

  1. ¿La actividad de tu empresa produce residuos orgánicos? ¿Los tratas adecuadamente? Los residuos orgánicos, apilados en ausencia de oxígeno, producen metano, un potente gas de efecto invernadero, responsable de una sexta parte de las emisiones globales.
  2. ¿Tienes coches de empresa? ¿Son ecológicos? Los vehículos eléctricos y los híbridos tienen un precio cada vez más atractivo. Pero en los próximos dos años se esperan más de 200 nuevos modelos. El coste neto, en cinco años, bajará al 50% del coste de hoy con flotas convencionales. Míralo.
  3. ¿Has optimizado el consumo energético de tus instalaciones? Con el IoT, la reducción del consumo eléctrico en aire acondicionado (frío y calor) bajará como mínimo un 20%. En España, por cada 4 kWh se emite 1 kg de CO2 a la atmósfera. En México, por cada 2 kWh.
  4. ¿Compras energía eléctrica proveniente de fuentes renovables? En España hay más de 10 comercializadoras que sólo venden energía eléctrica limpia con origen en fuentes renovables. Auditadas. Visita Gesternova o SoloKilowatiosVerdes.
  5. ¿Usas mucho papel en tus comunicaciones? Un kilo de papel impreso tiene una huella de carbono de 900 g CO2e. Tremendo. Si se recicla, la huella disminuye hasta un 90% pero mucho mejor si se evita su uso.
  6. ¿Favoreces el reciclaje en el día a día de la empresa? Botellas de vidrio, latas de aluminio, papel… La economía circular consiste en imitar el ciclo de los materiales y de la energía de la naturaleza: nada desaparece, todo se transforma.
  7. ¿Hacéis un uso responsable del email y de las comunicaciones digitales? ¿Almacenas datos inservibles? Los centros de almacenamiento de datos, es igual inhouse o incloud, necesita cantidades ingentes de energía para que los artefactos mantengan una temperatura constante por debajo de 22°C.
  8. ¿Favoreces políticas de transporte colectivo o facilitas el transporte público a tus empleados? Una empresa prescinde de rentar un aparcamiento y revierte el gasto equivalente en ayudas para el transporte colectivo. Y ahorra costes. Otra favorece el teletrabajo y el rendimiento personal de sus trabajadores se duplica.
  9. ¿Dónde inviertes tus excedentes financieros? Hay empresas que necesitan préstamos. Pero otras tienen excedentes de caja o de tesorería que invierten en otros negocios o cestas. Cuando entre estas aparecen negocios dedicados a perpetuar el uso de hidrocarburos fósiles, se está frenando la transición energética.
  10. ¿Tienes políticas internas o externas de RSC? ¿Hacéis algún tipo de voluntariado para contribuir a la lucha contra el cambio climático? Actividades como la reforestación de zonas verdes son un excelente ejercicio de team building y además estarás dando ejemplo con tus empleados, aumentando la concienciación de todos por proteger el medio ambiente.

Como decíamos arriba, todos tenemos un papel en la lucha contra el cambio climático. Por suerte, cada vez hay más empresas y colaboradores con los que contar que están haciendo un trabajo por salvar al planeta del futuro negro al que nos aboca el consumo de hidrocarburos. Siempre se puede hacer algo más. Si después de hacer este test decides que tu empresa puede hacer más por luchar contra el cambio climático, estás de nuestro lado. BlacktoGreen te puede ayudar a reducir tu consumo energético, pasarte a energías renovables o auditar niveles de contaminación para medir tu impacto en el planeta.

Juntos podemos combatir el cambio climático. Gracias por unirte a la lucha.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© 2018 BlacktoGreen