Una energía limpia para Europa

Una energía limpia para Europa

El Paquete de Invierno

Por Beatriz Serrano

Como ya sabemos, el 30 de Noviembre del 2016 la Comisión Europea presentó una propuesta de medidas bajo el nombre de “Energía Limpia para todos los europeos” (el llamado “Paquete de Invierno”), con la finalidad de alcanzar los objetivos de clima y eficiencia en el mercado reflejados en el Acuerdo de París.

El nuevo paquete legislativo se centra en cuatro ámbitos: anteponer las actuaciones en el ámbito de la eficiencia energética, la lucha del cambio climático mediante la promoción de las energías, el fomento del autoconsumo de los particulares y mejorar el diseño del mercado interior de la energía.

Medidas paquete de invierno

Gráfico de elaboración propia a partir de datos de la directiva del 30 de noviembre del 2016 “Clean Energy Package” de la Unión Europea.

Todo esto se hará a través de un nuevo marco de gobernanza basado en planes nacionales integrados de energía y clima (planificación, información y seguimiento). Además, deberán elaborarse informes de situación presentados por los Estados Miembros (EEMM), que evaluarán de forma periódica la práctica de estos planes nacionales. De este modo se reducirá la carga administrativa para los EEMM, gracias a la normalización de criterios.

El Winter package  o “Paquete de invierno” afecta y modifica a las siguientes directivas:

  • Directiva de Eficiencia Energética (2012)
  • Directiva de Eficiencia Energética en Edificios (2010)
  • Directiva de Energías Renovables (2009)
  • Directiva del Mercado Eléctrico (2009)

El principio de «primero, la eficiencia energética» es un elemento clave de la Unión de la Energía. La energía más barata, más limpia y más segura es la que no se consume. La eficiencia energética debe considerarse una fuente de energía en sí misma. Es una de las maneras más rentables de apoyar la transición hacia una economía hipocarbónica y de generar crecimiento, empleo y oportunidades de inversión.”

Directiva del parlamento y del consejo, relativa a la eficiencia energética, del 30 noviembre 2016

Por los que la Comisión para la actual Directiva de la eficiencia energética ha comunicado las siguientes actualizaciones:

  • Extender a 2030 la obligación de los proveedores y distribuidores de energía a incrementar su ahorro de energía en un 1,5% anual. Esto dará lugar a atraer inversores privados y apoyar a nuevos agentes del mercado.
  • Modificaciones para la mejora, en relación a las mediciones y facturación, de los consumos energéticos de calefacción, de refrigeración y agua caliente sanitaria (ACS). Mayor disponibilidad de información, por parte de los consumidores. Lectura remota en contadores de energía térmica.
  • Disposiciones sobre cómo se debe calcular el ahorro energético. En ellas habrá una simplificación de cálculos y aclaración de tipos de ahorros a elegir.
  • Disposiciones específicas para las pequeñas y medianas empresas (pymes).
  • Consideración a tener en cuenta por los EEMM de la pobreza energética a la hora de determinar las medidas alternativas.
  • Perspectiva, a largo plazo, para la flexibilidad en el desarrollo de políticas, proyectos energéticos y planteamiento para alcanzar el ahorro solicitado para el 2030 (principio de subsidiariedad). Aumento del PIB ayudando a las empresas europeas a mejorar su competitividad mediante el control de sus gastos.

En definitiva, los documentos que ya conforman el nuevo paquete legislativo y los que se irán desarrollando en las próximas normativas determinan una hoja de ruta europea a seguir en el campo de la eficiencia energética (Si quieres, puedes ver aquí los documentos relacionados con el Winter Package).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© 2018 BlacktoGreen