Eficiencia Energética, miserias, interés compuesto y calidad total

Eficiencia Energética, miserias, interés compuesto y calidad total

Recientemente oía una anécdota de un catedrático de Sevilla, del que me gustaría saber el nombre para poder citarlo, que decía en sus clases que la eficiencia energética no era otra cosa que la integral del diferencial de miserias. Ir buscando pequeños ahorros en diferentes rincones hasta sumar un beneficio significativo. Desde entonces he usado esta cita una y otra vez porque me parece extremadamente útil para entender lo que es la eficiencia energética.

Si bien es verdad que en muchas empresas se pueden obtener significativos ahorros cuando se comienza un Sistema de Gestión Energética, también es verdad que antes o después, y siempre que se mantenga en el tiempo, nos encontraremos en la situación de tener que buscar ahorros en principio pequeños, pero tal vez de una mayor importancia de la que en principio podríamos pensar. Quizás algunos pensarán que son miserias, pero, ¿Es así?

Los financieros insisten mucho en la importancia de la figura del interés compuesto: si obtienes un interés del 10% sobre una inversión de 100, el primer año te rendirá 10, con lo que tendrás 110. Si re-inviertes este dinero igualmente al 10% el segundo año obtendrás 11, el tercero obtendrás 12 y así sucesivamente. De igual manera, en un Sistema de Gestión Energética, si el primer año se genera un ahorro de un 20% y el segundo sólo de un 5% adicional hay que tener en cuenta que ese 5% adicional supone un 26% de ahorro sobre la línea base inicial.

Y es que en el fondo un sistema de gestión energética ha de tener la misma base que los sistemas de mejora continua (Kaizen) o de calidad total: el espíritu de hacer las cosas bien basado en acciones concretas, simples y poco onerosas, e implicando a todos los trabajadores de la empresa. Hemos visto en muchos clientes cómo un sistema de gestión energética acaba mejorando procesos industriales, como por ejemplo ha ocurrido con tiempos de producción.

Así que, bienvenidos los diferenciales de miserias. De ninguna manera son despreciables y su integral seguro que es una cifra muy beneficiosa para la empresa y la sociedad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© 2018 BlacktoGreen