¡Inmersión-inmersión!

Alejandro López-Cortijo reporta sobre el evento anual del Comité Español del Consejo Mundial de la Energía

La escena, en la sede corporativa de Repsol, está cuidada hasta el último detalle: atención del personal, música ambiental, claridad, medios de audio y video. Se respira lujo en cada esquina, piel genuina en butacas blancas inmaculadas y suelos de madera tropical. La mayoría nos damos cuenta de dónde fue a parar el exceso del diésel a 1,5 €/l de los pasados años.

Y sin embargo, el mensaje final de Josu Jon Imaz, CEO de Repsol, no puede ser más angustioso. Por primera vez, los incumbentes, la Industria, no son capaces de visualizar el futuro. ¡Hay tantas incertidumbres! Y esto quiere decir que, entretanto, que todos quietos, ni un euro a nueva exploración, ahorramos donde podamos, despedimos todo lo necesario. Inmersión, inmersión. ¿Ganará el coche eléctrico? ¿Cuándo? ¿Se descentraliza la energía? El petróleo y el gas no pueden pero la electricidad sí. ¿Quién regulará y gobernará la energía mundial? Un buen acuerdo en París hará necesario un órgano mundial que gestione. ¿Cuál será el precio del carbono? Reclaman, plañen, gritan ¡DADNOS SEÑALEEEESS!!!

Le sigue en la tribuna Alberto Nadal, Secretario de Estado de Energía. España ya hizo el canelo suficientemente en la primera década implantando renovables cuando eran demasiado caras. La estrategia ahora es esperar. Esperar es rentable. Que inviertan otros, que innoven otros, (que fabriquen otros, que empleen otros). España se subiría al carro cuando las nuevas tecnologías estén maduras. En román paladino, todo el esfuerzo español que nos había situado a la cabeza mundial, al garete. (Menos mal que le quedan dos telediarios en el puesto). Salva la cara con una reflexión tardía sobre eficiencia energética: el caballo ganador. No te equivocas.

Carlos Pascual, el anterior secretario de estado de energía americano, reflexiona sobre una pregunta capciosa de un Arturo Gonzalo Aizpiri metido a periodista. ¿Qué harán republicanos y demócratas a partir de 2016? Expone claramente el Oil Export Ban de EEUU, producto de un miedo atroz a que la exportación de barriles diera al traste con un galón por los suelos en el país de los cadillacs de  motor de cuatro litros. La respuesta, también, es incierta. Más fuego a la hoguera.

La exposición de Marta Camacho, Secretaria General del CECME, es sólida, clara y centrada. Se apoya en lo que, quizá, sean los únicos datos ciertos; el magnífico gráfico del World Energy Issues Monitor que refleja tres años (2013-2015) de incertidumbres/necesidad de acción. Marta se centra en un análisis típico para la industria (Russia, Middle East Dynamics, US Policy) como los que añaden más incertidumbre en 2015 mientras arrincona los tres principales que tienen la mano levantada desde el comienzo: almacenamiento eléctrico, renovables y eficiencia energética: esto es lo que de verdad más preocupa al sector fósil a largo plazo.

Jorge Dezcallar, anterior Embajador en Estados Unidos, en un discurso lúcido de principio a fin, argumenta sobre la velocidad de los cambios (nunca fueron tan rápidos), sobre el repliegue americano en Oriente Medio, la Crisis de Europa o la aparición de nuevos estados. Introduce el Panel sobre Energía en la Cuenca Atlántica con Paul Isbell, Jorge Ciacciarelli y Steve Thorne. Paul aporta poco, Jorge presume de que una cuarta parte de los recursos no-convencionales se halla en el Cono Sur (¿y? se ve que ha desoído la letanía de la incertidumbre de Josu Jon: esos recursos están destinados a quedarse en el subsuelo). Steve, uno de los fundadores del Gold Standard, es el verso suelto de toda la jornada con su aliviación de la pobreza energética mediante la modernización de los recursos de biomasa.

Me voy, tras probar el sushi del también ostentoso cocktail, confirmando que la cultura del sector es más inamovible que nunca. Morirán como Kodak, con las botas puestas.

Disclaimer: Las opiniones del autor no reflejan necesariamente la línea argumental de BlacktoGreen Consulting.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© 2018 BlacktoGreen