La falsa ilusión del tight oil

La falsa ilusión del tight oil

Me estoy resistiendo a publicar nada porque andamos con la casa en reformas. Me temo que no va a haber descorche de champán hasta después de París, que ya será, mejor, para después de Navidades. Y no es que no tenga material. Nunca he tenido tantas reservas como las que tengo ahora.

Pero no me he podido sustraer a la oportunidad de dejaros mi visión de lo que se está cocinando para París, en diciembre. Por lo menos en lo que se refiere al precio del petróleo. El análisis de Arthur Berman de hace dos semanas es apabullante; desde Mayo, la OPEP vuelve a liderar la producción que había puesto a Estados Unidos en cabeza de carrera desde enero de 2014. El ritmo de caída ha sido de medio millón de barriles diarios desde entonces y el del aumento de la OPEP de 1,2 millones. Y la que se avecina para principios del año próximo: Irán añadirá otro medio millón más a la oferta. La AIE por su parte ha claudicado: el precio del barril se va a quedar en mínimos durante mucho, mucho tiempo. Con estos precios, los inversores del petróleo de esquisto (el tight oil) no puede aguantar, salvo en dos o tres campos (Eagle Ford, Bakken y Permian). A pesar de ello, la industria, los “incumbentes”, (Raymond James) mantiene que “2015 va a ser EL año en USA en cuanto a productividad” pero merecería la pena que echaran un vistazo a la cuenta de resultados. C’est la catastrophe! que dicen en Francia.

De aquí a la COP de París, el quarter fall promete ser el más caliente de la última década. ¡Atentos!

BlacktoGreen pretende liderar el debate español de la Transición Energética.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© 2018 BlacktoGreen