Aumenta el consumo de carbón en Europa

Aumenta el consumo de carbón en Europa

Tras mi entrada en el blog de BlacktoGreen del pasado 26 de febrero (El Termómetro de las Inversiones en Oil&Gas1), os invito a reflexionar sobre la última profecía revelada por mis amigos de Carbon Tracker – Coal: caught in the EU utility death spiral – sobre el consumo de carbón en Europa.

La nueva infografía revela que las cinco principales compañías que suministran el 60% de la electricidad en Europa (las alemanas RWE y Eon, las francesas EDF y GDF‐Suez y la italiana Enel) han aumentado su generación mediante el consumo de carbón un 9% entre 2008 y 2013. De las cinco, solo Eon ha reducido su cuota de carbón (‐37%, ¡bien por Eon!). Sin embargo, la francesa GDF‐Suez ha resultado la campeona del disparate aumentando la generación con carbón un 161%.

InfoBtG

Pero, atención, ¡sorpresa!, entre las cinco han perdido un 37% (nada menos que 100.000 M€) de capitalización en bolsa en este periodo, mientras que la demanda de electricidad ha subido un 5% entre 2008 y 2013. Las conclusiones que extraemos en BlacktoGreen son: a) Las eléctricas van perdiendo cuota de mercado debido, básicamente y por el momento (esperad a que llegue la microgeneración), a la eficiencia energética; o sea, que por fin está ocurriendo el esperado decoupling (perdonadme la palabrita) entre crecimiento del PIB y crecimiento de la demanda eléctrica. b) Para mantener su atractivo en bolsa tienen que reducir necesariamente los costes de generación; c) Para ello, lo más fácil es tirar de un carbón barato (americano) y pagar los derechos de emisión, a un precio en el entorno de los 6 €/tCO2e, que contribuye con unos 5 céntimos de € por kilowatiohora.

el consumo de carbón en España

Aquí, en casa, la situación no es muy diferente. Tras tocar suelo en 2010 (22.100 GWh, el 8%), la generación eléctrica con base al consumo de carbón se ha duplicado (43.900 GWh, el 16,4%). No me he puesto a calcular cuánto se ha depreciado la capitalización en bolsa de nuestras big four pero apuesto a que será similar a la de nuestros vecinos del norte.

Está claro que el precio de la tonelada de CO2 compensa la bajada del precio de este combustible que irremediablemente se desploma en EEUU por la creciente abundancia de gas natural extraído mediante fractura hidráulica. ¿Dónde habría que situar el precio de la emisión de una tonelada de CO2 para frenarlo? Pues creemos que entre los 11 y los 12 €. Muy probablemente la COP de París (de lo poco que hemos aprendido en Carbon Expo 2015), acuerde una hoja de ruta para situar este precio en el entorno de los 20 €. Veremos. Por favor, seguidnos porque el tema es apasionante y las soluciones estarán pronto a la vista.

Ya dice el refrán “ni compres de ladrón ni hagas lumbre de carbón”. No nos podemos permitir quemar una sola tonelada más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *