Huella de carbono y la industria española

Huella de carbono y la industria española

La huella de carbono se emplea para la medición de emisiones de gases efecto invernadero (GEI) de un individuo, empresa o actividad. Se halla con un cálculo bastante sencillo: multiplicando los datos de la actividad (por ejemplo, los litros de combustible empleados por maquinaría) por su factor de emisión. El resultado se expresa en Kg de CO2 equivalente por unidad de la actividad analizada.

Ante el gran problema que supone el cambio climático, se hace necesaria la reducción de esta huella de carbono. La mayor parte del carbono emitido a la atmósfera proviene de la quema de combustibles fósiles; por lo que el principal objetivo para conseguir esta reducción es conseguir la disminución del uso de estos combustibles.

Herramientas para la reducción de la huella de carbono

En España, con la aplicación de la Ley 21/2013 de Evaluación Ambiental se hace obligatorio que todo Estudio Ambiental Estratégico contenga “una evaluación adecuada de la huella de carbono asociada al plan o programa, los bienes materiales, el patrimonio cultural, el paisaje y la interrelación entre estos factores”. Pero no es la única herramienta que se utiliza para su reducción;, en nuestro país el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente ha puesto en marcha una serie de iniciativas para ello:

  • Proyectos CLIMA. Son proyectos que se desarrollan en España que buscan favorecer el ahorro energético, incidiendo de esta manera en a huella de carbono. Se trata de la adquisición de reducciones verificadas de las emisiones, por lo que existe una recompensa económica.
  • Registro de Huella de Carbono, compensación y proyectos de reducción de dióxido de carbono. Las empresas registradas se comprometen en la lucha contra el cambio climático. Estas calculan su huella de carbono y elaboran un plan de reducción de la misma pudiendo, además, compensar sus emisiones con proyectos de sumideros de carbono también inscritos en el Registro.
  • PIMA Sol, Tierra y aire. Son planes que incentivan la sostenibilidad y el cuidado del medio ambiente en el sector hotelero y automovilístico, favoreciendo la renovación de estos con la finalidad de reducir emisiones.

¿Qué está haciendo la industria con respecto a la huella de carbono?

En la actualidad parece que la industria en nuestro país no está muy por la labor de reducir sus emisiones. Aunque es cierto que existen empresas que – ya sea por razones económicas, éticas o de imagen- han procedido ha reducir su huella de carbono. Como ejemplo podemos citar Repsol que redujo sus emisiones de GEI en 18470 toneladas entre los años 2010 y 2012.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *