Certificados de Ahorro Energético

Se ha publicado este sábado el Real Decreto 8/2014 de 4 de julio de aprobación de medidas urgentes para el crecimiento, la competitividad y la eficiencia. Un decreto “hidra” de múltiples cabezas que entre una gran variedad de disposiciones transpone por fin parte de la directiva de eficiencia energética 2012/07. El nuevo texto anuncia la creación de los certificados de ahorro energético o certificados blancos (white certificates), como se les conoce en la Unión Europea donde algunos países cuentan con una experiencia de más de diez años. Pioneros no somos pero más vale tarde que nunca.

qué son los certificados de ahorro energético

A partir de este momento las empresas comercializadoras de gas y electricidad, los operadores de productos petrolíferos y de gases licuados recibirán una cuota anual de ahorro energético de ámbito nacional denominada obligaciones de ahorro. Los certificados de ahorro energético no son más que unos instrumentos de mercado que certifican el ahorro energético conseguido por la promoción e implantación de medidas de eficiencia energética que se definen en un catálogo. Estas obligaciones de ahorro funcionan de una manera similar al mercado de créditos de carbono: una empresa puede cumplir sus obligaciones mediante la generación de certificados de ahorro energético o adquiriéndolos en el mercado de obligaciones. Para ello se crea el Fondo Nacional de Eficiencia Energética cuya finalidad será financiar las iniciativas nacionales de eficiencia energética mediante mecanismos de apoyo económico, financiero, asistencia técnica, formación, información y podrán atenderse con cargo al fondo los gastos de administración que ocasiones su gestión, así como la elaboración de estudios e informes y las asistencias técnicas necesarias.

los certificados de ahorro energético en la UE

Los certificados de ahorro energético llevan varios años funcionando en diversos países de la Unión Europea como Italia, Reino Unido, Francia y Dinamarca. En España faltan aún muchos detalles pero mientras podemos ir echando un vistazo a lo que se hace en otros países. Todos los programas tienen el eje común del objetivo de ahorro energético presentando diferencias en la implantación:

  • Quién debe reducir: mientras algunos países lo han aplicado a todos los distribuidores de energía otros lo han limitado a los distribuidores de electricidad o a los distribuidores de oil & gas.
  • Qué objetivos: las diferencias se presentan en cuanto a la medida del ahorro y al periodo. En cuanto a la medida algunos países han establecido energía primaria, otros energía final y Reino Unido decidió poner un objetivo de reducción de CO2. Respecto al periodo Francia y Reino Unido apostaron por por la fijación de objetivos acumulados mientras que países como Italia los fijaron anuales.
  • Proyectos elegibles: en cuanto a los sectores la mayoría de los países tienen como objetivo fundamental el residencial mientras que al mismo tiempo muchos excluyen el transporte. El tipo de proyectos es diverso según el sector y van desde la promoción de equipos eficientes, smart grids y medidas de eficiencia operativa en generación.
  • Mercado o no? no todos los países han considerado un mercado de certificados de ahorro energético, por ejemplo Reino Unido, y aparentemente sólo en Italia este mercado ha presentado un volumen significativo.
  • Medida y verificación de ahorros (M&V): para la medida y verificación de ahorro se han utilizado principalmente tres aproximaciones. La más popular ha sido el cálculo de ahorros esperados, donde no es necesaria la medición “on-site”. También se han usado la monitorización antes y después en el que es necesaria la actuación “on-site” y esquemas mixtos de ingeniería.

En definitiva el mecanismo de certificados blancos o certificados de ahorro energético ha batido las expectativas de la Unión Europea en los países en los que está funcionando. Los esquemas difieren en los puntos tratados pero la esencia es la misma. Uno de los aspectos más importantes es la medida y verificación independiente de los ahorros para la emisión de los certificados de ahorro energético.

Con el decreto Ley lo único que se ha hecho es anunciar la creación de los certificados de ahorro energético y ahora falta por desarrollar gran parte del programa y su reglamentación a lo que habrá que estar atento.

BlackToGreen presta servicios de consultoría en todo lo relacionado con proyectos de eficiencia energética y certificados de ahorro energético.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© 2018 BlacktoGreen