Big data y energía

Big databig data y energía

análisis de datos aplicado a la eficiencia energética

La industria de tecnologías de la información se mueve empujada por términos y frases que los potentes departamentos de marketing se encargan de poner en el mercado y promover hasta que están en boca de todo speaker que pretenda estar a la última en innovación.

En estos días uno de estos términos es el de “Big Data” y toda la industria habla sobre “Big Data, “Big Data analytics”, y muchos otros términos relacionados. Algo más complicado es realmente tener una definición homogénea de lo que quiere decir Big Data. Mayormente se entiende como “Big Data” a la explotación de grandes cantidades de datos que, en la mayoría de los casos, se encuentran almacenados sin una estructura o son difíciles de encapsular en una base de datos relacional.

El abaratamiento de los costes de almacenamiento y aumento de la capacidad de proceso han hecho que la mayoría de las empresas guarden grandes cantidades de dato referentes a las más diversas actividades.

En el caso de entornos industriales el desarrollo de los centros de control y adquisición de datos y la proliferación de medidores inteligentes ha hecho que las empresas tengan a su disposición cientos de miles de registros de variables y parámetros de su operación. El “internet de las cosas” ya está en las industrias y genera una gran cantidad de datos. Estos registros, si es que son debidamente guardados y almacenados, no son explotados la mayoría de las veces y contienen una valiosísima información.

Aunque el término de “Big Data” puede que no aplique en muchas industrias vamos a ver seguro una gran influencia de la aplicación de técnicas de análisis originadas en “Big Data” aplicada a la mejora de la eficiencia energética en entornos industriales. Data mining, correlación de datos y algoritmos de inteligencia artificial están ya pasando de la industria grande a la pequeña. Saber convertir los datos en conocimiento será una ventaja competitiva a la que no se puede renunciar y sobre la que vamos a oír mucho. Tendrá mucha incidencia en el uso eficiente de recursos y mínimo residuo. En este blog intentaremos mantener actualizada esta “revolución de los datos”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *